Tu navegador no soporta el uso de javascript y por lo tanto muchas de las funcionalidades de esta web no estarán disponibles.
635 844 947
info@rutadelvinoderueda.com
0

Recuerdos de la trashumancia: reviviendo la historia.

Recuerdos de la trashumancia: reviviendo la historia.

Viajemos atrás en el tiempo, cuando Medina del Campo se erigía como el epicentro económico de Europa. La importancia de nuestra tierra, devenida de la instauración de la Corte en ella, se debía a su posición como uno de los núcleos comerciales más destacados de nuestro continente entre los siglos XV y XVI.

El comercio de la lana protagonizó la Villa, convirtiéndose en un centro exportador de primer nivel en la edad media y la edad moderna. Las transacciones financieras convivían con las puramente comerciales en un equilibrio perfecto en el que la lana desempeñó un papel fundamental, dotando de vida y riqueza a toda la comarca.

Año tras año, la feria de Medina, declarada "Feria General del Reino" por los Reyes Católicos en 1491, se convertía en un punto de encuentro de intercambios que abarcaban desde la lana hasta productos textiles, especias y hasta instrumentos financieros. La letra de cambio encontró su origen en estas tierras, dando lugar a un florecimiento económico que atrajo a banqueros de toda Europa.

La feria, que se celebraba dos veces al año durante cincuenta días, era mucho más que un mercado. Era el corazón financiero de la península, centralizando pagos, créditos y préstamos. Los comerciantes depositaban sumas considerables, anotadas cuidadosamente, que se convertían en una suerte de precursor de los sistemas bancarios modernos. Medina del Campo fue un faro de prosperidad y conectividad financiera, gracias a su posición estratégica y el respaldo real.

Mientras tanto, la trashumancia iba dejando huella en nuestro ADN a través de un recorrido incansable de historias tejidas a lo largo de la Cañada Leonesa Occidental y Oriental, que atravesaban nuestra tierra de norte a sur. 

Pero el tiempo es implacable, y el siglo XVI trajo consigo el declive. Aplazamientos de ferias, aumentos de impuestos y la competencia de Madrid como nuevo centro financiero, todo contribuyó a la decadencia de la feria de Medina del Campo. A pesar de sus esfuerzos, la feria se desvaneció en el siglo XVIII, dejando tras de sí un legado que ahora apreciamos en toda su magnitud, como los famosos ‘domingos abiertos', una tradición que cuenta ya con 500 años de historia.

Hoy, mientras recorremos la Ruta del Vino de Rueda, podemos vislumbrar las huellas de aquellos tiempos dorados. La trashumancia, reconocida como Patrimonio Cultural Inmaterial por la UNESCO en 2023, se revela como un hilo invisible que conecta el pasado con el presente. Las tierras que una vez vieron pasar rebaños ahora dan vida a viñedos, sin embargo, persisten destellos de esta historia en nuestra tierra, donde el tiempo ha sido testigo del nacer y desaparecer de ferias, así como del auge y la decadencia de ciudades comerciales. Este suelo ha absorbido la esencia de aquellos que entregaban lo mejor de sí junto a sus rebaños.

Si deseas sumergirte en esta historia, hemos creado una experiencia inmersiva para ti. Cada rincón del paseo, cada charla con el pastor, la magia de convertir la leche en queso y el placer en la degustación son nexos que tejerán un vínculo entre el pasado y el presente. Únete a "Conversaciones con el Pastor" para formar parte activa de esta conexión única.

Últimos Articulos

Destino Vinícola 2024: Guía para Planificar Tu Experiencia en la Ruta del Vino de Rueda

09/01/2024
Ampliar Información

Contacto

CONTACTO

Contacte con nosotros sin ningún tipo de compromiso, le atenderemos con la máxima profesionalidad e ilusión, vengan a conocernos, y permítanos hacerle disfrutar de toda la riqueza de la ruta del vino de Rueda.

+34 635 844 947

LOCALIZACIÓN

Centro Cultural Integrado Isabel La Católica.
C/Juan de Alamos, 5-7.
47400 Medina del Campo (Valladolid, España)

info@rutadelvinoderueda.com